CODAPA anima a las familias a una participación récord en las elecciones a consejos escolares

La Confederación Andaluza de AMPA del Alumnado por la Educación Pública (CODAPA) anima a través de las asociaciones a que las familias salden las próximas elecciones a consejos escolares con una participación récord. Este colectivo ve la cita del 4 de noviembre como una oportunidad de enviar un mensaje alto y claro al Ministerio de Educación, recordándole que la voz de las familias seguirá siendo escuchada en todos los foros que permita la LOMCE, aún cuando la pérdida de capacidad de decisión sea evidente como ha ocurrido con el propio Consejo Escolar.

Para Francisco Mora, presidente de la CODAPA, la conocida como ley ‘Wert’ es “un asalto a la democracia” y, en especial, al artículo 27.7 de la Constitución. Así, la reforma educativa ha reducido el Consejo Escolar a un mero órgano consultivo, transfiriendo la capacidad de aprobar cuestiones como el proyecto educativo o la programación del centro al director. Este nuevo escenario, sin embargo, “no debe desanimar a las familias en su implicación en la educación de sus hijos e hijas. Por el contrario, debe hacerles ver que su presencia y su opinión son más importantes que nunca para mejorar la escuela pública”, señala Mora.

Hasta ahora, las elecciones a Consejo Escolar vienen contando con una participación media de en torno al 15% de los padres y madres andaluces llamados a votar. Una cifra que no representa, según la Confederación, el nivel de implicación de las familias en sus respectivos centros, sino que es sinónimo de la dificultad que supone acudir a votar en días lectivos y sin amparo legal que permita acudir en plena jornada laboral.

Voto no presencial

Para combatir esta circunstancia, la CODAPA ha lanzado una campaña a través de los medios de comunicación y está movilizando a las AMPA andaluzas para incentivar el voto no presencial. Esta posibilidad, exclusiva de madres y padres, permite hacer llegar a la dirección del centro su papeleta durante los cinco días anteriores a la votación y hasta la finalización de las clases de la jornada electoral. Así, y con la ayuda de una convocatoria de tutorías que se ha realizado en buena parte de los centros para el 4 de noviembre, la Confederación aspira a generar una afluencia masiva y superar el 19,5% de participación registrado en 2010, la cifra más alta de los últimos 15 años.

En concreto, el voto no presencial facilita al elector emitir su sufragio bien por correo o entregándolo en mano, utilizando para ello el sistema del doble sobre. Si se opta por esta segunda oportunidad, la madre o el padre tiene la posibilidad de hacer entrega del voto al director o directora del centro tanto personalmente, como a través de su hijo o hija u otra persona que le represente. Una posibilidad que aumenta las garantías de que la opinión de las familias será escuchada dentro del centro.

Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.